¿Qué hacer si nuestro bull terrier miniatura no nos hace caso o tiene un mal comportamiento?

viajar con Bull Terrier Miniatura

El carácter activo y tozudo del bull terrier miniatura hace que en ocasiones, más si este no ha recibido una educación adecuada, presente un mal comportamiento o una actitud terca hacia nosotros. Ante estos episodios de desobediencia debemos saber en todo momento cómo actuar pues, de no hacerlo, crearemos un mal precedente del que quizá este se pueda aprovechar en otras ocasiones. Llegados a este punto, si ya sabes cómo educar a un bull terrier miniatura y aún así tienes dudas sobre qué hacer en determinadas situaciones, este artículo de Costa Cabana Bull te será de gran utilidad.

Aunque esta raza de perro se caracteriza por ser muy juguetona y amable puede ser que en contadas ocasiones y por diversos motivos se muestre más irascible que de lo normal si, por ejemplo, lo hemos dejado en casa durante mucho tiempo solo, no lo hemos paseado las horas necesarias (aquí os dejamos algunos consejos sobre con qué frecuencia pasear a un bull terrier miniatura) o quizá este nota que ha estado algo desatendido. Sin duda son cosas que debemos evitar en todo momento pues si hay algo que disgusta al bull terrier es la soledad. Dicho esto, en Costa Cabana pasamos a enumerar algunos consejos sobre qué hacer si nuestro mini muestra un mal comportamiento o no nos obedece.

Consejos para que tu bull terrier miniatura te obedezca

El bull terrier miniatura es testarudo por naturaleza, algo que no corregiremos si este no recibe la estimulación necesaria o ve que nuestra actitud no es lo suficientemente firme. Ante todo hay que mostrarles quién es el que manda y educarlo en consecuencia para evitar episodios que no deseamos en el futuro. Estos son quizá los consejos más básicos que debemos conocer pero esto es solo el principio de su educación.

  • Al igual que nos ocurre a nosotros, la educación comienza desde pequeños. Empieza a enseñarle pautas de comportamiento desde cachorro pues cuando sea adulto será mucho más difícil que nos obedezca si no le hemos enseñado antes.
  • El aprendizaje es un rutina del día a día. Comienza por enseñarle pequeños hábitos para, cuando ya los tenga superados, pasar a acciones más complejas.
  • La paciencia y la perseverancia son el camino a seguir. Entendemos que te resulte tedioso tener que repetir una y otra vez las mismas cosas pero nuestro bull necesita su tiempo para comprender y absorber todo el conocimiento adquirido.
  • Las recompensas como galletas o juguetes son un buen estímulo para premiar la actitud positiva y los buenos comportamientos de nuestro mini bull. Prémiale cuando haga las cosas bien para que sea consciente de que ese es el camino a seguir.
  • No castigues en exceso sus malos comportamientos. Por supuesto, en ningún momento debemos pegarle o gritarle si este no se ha comportado como es debido. Créenos cuando decimos que se consigue mucho más con cariño y paciencia que con este tipo de reacciones tan desagradables y fuera de lugar.
  • Por último, muéstrale a tu bullterrier miniatura el mismo respeto que deseas para ti. Que sea un perro no significa que este sea menos que tú o se merezca un trato distinto, es un ser vivo y merece ser tratado con amor.
Como puedo viajar con un bull terrier miniatura

Cosas que nunca debes hacer para que tu bull terrier miniatura te haga caso

Una vez dichas las pautas o consejos que sí debes seguir para que tu bull terrier mini te haga caso llega el momento de conocer también las cosas que no debes hacer bajo ningún concepto si deseas que este muestre siempre un buen comportamiento.

  • Como hemos dicho antes, si deseas que tu compañero de cuatro patas te haga caso debes mostrarle respeto y afecto. No le pegues ni grites bajo ningún concepto y no muestres una actitud agresiva o desafiante cuando te dirijas a él.
  • No fuerces en exceso ni intentes que este haga lo que deseas en cada momento. Todo lleva su tiempo, permítele tener su espacio y dale tiempo para que lleve a cabo los hábitos que deseas. Nadie aprendió de la noche a la mañana.
  • No trates al mini como si fuera una persona porque no lo son. Tienes que ser consciente de las capacidades de un bull terrier pero también de sus limitaciones.
  • Darle total libertad para que haga lo que desee en todo momento. Un grave error pues cuando queramos ponerle limitaciones este se revelará.
  • Y finalmente, y quizá el hecho más grave de todos, es el derivado de dejar solo o no hacerle el suficiente caso a nuestro bull terrier miniatura. Un perro necesita atención, comprensión y cariño, el dejarlo solo a su suerte hará que no podamos construir un vínculo afectivo con él consiguiendo que no nos haga caso cuando queramos.
© 2019 www.bullterrierminiatura-costacabana.com