¿Cómo cuidar las patas y uñas de nuestro bull terrier miniatura?

viajar con Bull Terrier Miniatura

Las patas y uñas del bull terrier miniatura, aunque no lo parezcan, son una de las partes más delicadas y sensibles de su pequeño cuerpo a las que debemos prestar especial atención. Mantener un cuidado diario de sus almohadillas y uñas debe ser una tarea frecuente en sus hábitos de higiene diarios como lo son también limpiarle las orejas, encontraréis más información sobre cómo limpiar las orejas de un mini bull terrier en este artículo, o cepillar el pelo del bull terrier miniatura de manera recurrente, por ejemplo.

Los cambios bruscos de temperatura a lo largo del año o los diferentes suelos que nuestro perro con total seguridad pisará a lo largo de su vida (pavimento, tierra, arena, …) pueden debilitar seriamente sus almohadillas y hacer que este termine teniendo dificultades para andar. Molestias que pueden derivar generalmente en una infección si no seguimos unas pautas de limpieza y aseo de estas zonas tan particulares de su cuerpo. Dicho esto, en Costa Cabana os enseñaremos cómo cuidar las patas de un bull terrier miniatura.

¿Cómo cuidar las patas de un bull terrier miniatura?

Las patas, y más concretamente las almohadillas de sus pies, son lugares especialmente sensibles a los que debemos prestar especialmente atención. Las almohadillas y la almohadilla del metacarpo, tienen la función de amortiguar los pasos del mini bull terrier por lo que es frecuente que estas se resequen, agrieten o sufran pequeñas heridas que, con el tiempo, se volverán muy incómodas para nuestro can llegándole incluso a hacerle cojear.

Para que esto no ocurra, podemos seguir una serie de hábitos o consejos muy sencillos que hagan que las patas y almohadillas no sufran en exceso las inclemencias del tiempo o las particularidades del terreno. Algo que nuestro bull terrier nos agradecerá pues disfrutará mucho más del paseo, uno de sus momentos preferidos del día.

  • Evita superficies demasiado agresivas como puede ser el hielo o momentos del día en que este es especialmente perjudicial como, por ejemplo, el pavimento de la ciudad a las 4 de la tarde en el caluroso mes de agosto. Todas estas particularidades pueden provocar quemaduras y daños en sus almohadillas por lo que debemos evitar estos momentos puntuales eligiendo otros instantes o sitios más adecuados.
  • Las superficies más adecuadas para nuestro bull terrier mini son aquellas que facilitan sus pasos y amortiguan con mayor facilidad sus pisadas como, por ejemplo, el césped. Para las ocasiones que no tengamos la suerte de disponer de lugares con estas características siempre podemos recurrir a productos destinados a proteger y cuidar sus almohadillas y que son de fácil aplicación como cremas o incluso botas protectoras para aquellos que vivan en zonas de nieve por ejemplo.
  • Por último, es aconsejable revisar las patas del bull terrier miniatura después de cada paseo o larga caminata.
  • b> Ver que no hay objetos extraños como piedras o pequeñas púas en patas, almohadillas y uñas evitará males mayores horas después. En Costa Cabana recomendamos pasarle una toalla ligeramente humedecida por sus extremidades para quitarle el posible rastro de suciedad que pueda haber.
Como puedo viajar con un bull terrier miniatura

¿Cómo cortar las uñas de un bull terrier miniatura?

Aunque las garras de nuestros perros suelen limarse de manera natural con sus pisadas, en ocasiones, estas pueden crecer más de lo debido haciendo que sea necesario una intervención por nuestra parte. Algo muy necesario pues, de no hacerlo, nuestro amigo puede llegar a sufrir terribles molestias e incluso problemas a la hora de andar. Cortar las uñas con regularidad a nuestro perro es, por tanto, uno de los hábitos que deberemos llevar a cabo, una tarea relativamente sencilla que en Costa Cabana Bull te explicamos paso a paso:

  • Lo primero es detectar que efectivamente nuestro bull terrier necesita de un buen corte de uñas. Esto es fácilmente apreciable pues si estas son demasiado largas escucharemos un característico sonido al golpear estas contra el suelo o bien dificultades de nuestro peludo a la hora de pisar con normalidad.
  • Si nuestro perro se muestra reticente a que le cortes las uñas siempre puedes contar con la ayuda de tu veterinario. Si, por el contrario, prefieres hacerlo tú lo mejor es que empieces a familiarizar a tu bull terrier miniatura desde bien cachorro con esta práctica.
  • A la hora de cortarle las uñas hay que tener especial cuidado en no cortar demasiado pues podemos dañar algún nervio o vaso sanguíneo. Para evitarlo, debemos cortar únicamente la parte más blanca de su uña, es decir, solo la punta y no llegar nunca hasta sus pequeños dedos.
  • Para finalizar, lo más recomendable es contar con unas tijeras o cortaúñas adecuadas que nos faciliten al máximo esta tarea y que se adapten a las características de nuestro perro. Una lima de uñas también puede ser de gran utilidad para finalizar con el trabajo y dejar unos mejores resultados.
  • No olvides premiar a tu fiel compañero al terminar con alguna golosina o juguete pues esto hará que asocie esta práctica al logro de una recompensa muy valorada para él.

 

© 2019 www.bullterrierminiatura-costacabana.com