Logo Bull Terrier

¿Cómo enseñar a nadar a nuestro perro bull terrier miniatura?

Aunque generalmente todos los perros son grandes amantes del agua y disfrutan mucho jugando con ella, no siempre es así. En estos casos, nuestro deber como dueños es enseñar a nuestros compañeros de vida a perder el miedo al agua y a saber nadar, aunque solo sea para defenderse dentro de ella. Porque nunca sabemos lo que puede pasar en un determinado momento y nunca está de más que aprenda nuevas habilidades como puede ser esta para evitar males mayores en un futuro. Es en estos casos en donde aprender a nadar es de gran importancia pues ayuda a los perros bull terrier miniatura a perder el miedo al agua, en caso de que lo tuvieran anteriormente, a la vez que les ayudamos a tener mayor confianza en sí mismos y en este medio en el cual nos encontramos.

Se ha comprobado que gracias a su olfato, los perros pueden descubrir nuevos estímulos, personas y animales, e incluso, se ha podido atestiguar que también son unos prodigios en la detección de posibles enfermedades humanas. Cosas que logran con simplemente olfatear la zona durante unos pocos segundos y que sin duda merece que nos detengamos aunque solo sea unos instantes para conocer más sobre esta extraordinaria habilidad.

Para enseñar a nadar a nuestro perro bull terrier mini se necesita tener en cuenta varias cosas. La primera de ellas es que aprender esta nueva habilidad requiere algo de tiempo, por lo que, deberemos tener paciencia para ver dicha progresión en el perro. En cuanto a la segunda, debemos ser conscientes de que el ritmo de aprendizaje en los perros es un tanto distinto al de los humanos, eso significa que las pautas o actividades a seguir encaminadas a enseñarle a nadar también serán diferentes. Dicho esto, en Costa Cabana Bull os traemos una serie de consejos para enseñar a nadar a vuestro mini bull.

Consejos para enseñar a nadar a un perro bull terrier mini

Consejos para enseñar a nadar a un perro bull terrier mini La gran mayoría de perros aprende a nadar con gran rapidez por lo que seguramente te sorprenderás de que en una o varias sesiones tu bull terrier mini sea ya un experto nadador. Aún así, el entrenamiento que realices encaminado a este fin es vital para despertar esta habilidad en el perro, por lo que habrá que ser cuidadoso en los tipos de ejercicios de aprendizaje que realicemos. Por suerte, a continuación encontrarás una serie de consejos muy útiles para que el perro pierda el miedo al agua y haga de ella su medio natural.

  • Familiarízale con el agua. Por medio de divertidos juegos para el bull terrier miniatura, podemos enseñar a nuestro perro a que pierda el miedo al agua sin ni siquiera darse cuenta. Llévalo a alguna playa habilitada para animales y déjale que juegue por sí mismo con las olas. También puedes jugar con él lanzándole una pelota o frisbee para que este, poco a poco, vaya entrando en contacto con el agua. Avisamos de que algunos perros se meten a lo loco tragando e incluso respirando agua por lo que hay que estar atento para evitar esta peligrosa situación.
  • Elige el lugar adecuado. Las primeras veces al menos, intenta escoger una zona tranquila y poco concurrida para enseñar a nadar a tu perro. Un lago poco profundo, un estanque en donde en ningún momento lo pierdas de vista o un río con poca corriente son los sitios ideales para que nuestro mini bull terrier tenga su primer contacto con el agua. Verás que una vez pierda el miedo no querrá salir de ella.
  • Ofrécele tu protección y seguridad. Si ves que el perro tiene cierto miedo a entrar por sí solo al agua, llévalo en brazos y entra poco a poco con él en el agua. Este es un ejercicio muy interesante pues el can se sentirá protegido y acompañado durante todo este tiempo mientras vas entrando en el agua. Si notas que este se pone excesivamente nervioso sal del agua y repite la misma operación con movimientos más suaves. Si queremos estar más seguros durante el aprendizaje, podemos ponerle un flotador o chaleco salvavidas específico para perros que además son cómodos para ellos y son similares a los arnés.
  • Cada raza y perro es un mundo. Pese a que, como hemos dicho, todos los perros son excelentes nadadores y aprenden con gran facilidad, no siempre es así. Hay razas y algunos perros en concreto que tienen mayores dificultades o simplemente no se sienten a gusto en este medio. Por ello, sé consciente de las posibles limitaciones que pueda tener y no lo obligues en exceso si ves que no quiere o no le gusta.
    Hay algunos perros que son más miedosos por naturaleza sin haber una explicación detrás. Si es tu caso, te recomendamos que eches un vistazo a este artículo de nuestro blog donde te hablamos de cómo quitarle el miedo al bull terrier mini.
  • Acompáñalo durante el proceso. Sujeta al perro mientras da sus primeras zancadas o patadas en el agua. Una vez veas que este ha cogido algo de confianza, suéltalo pero sin alejarte demasiado de él. Si ves que se cansa, cógelo y repite la misma operación hasta que se mantenga en el agua por sí solo. Repite esta operación las veces que sea necesario hasta que lo realice con gran soltura. Recomendamos los chalecos salvavidas para perros que son específicos para ellos y son cómodos ya que tienen forma de arnés.

Cosas que no debes hacer al enseñar a nadar a un perro

A veces tendemos a exigir en exceso a nuestro bull terrier mini sin ser conscientes de que se trata de un perro. Aunque estos poseen una gran inteligencia y son excelentes a la hora de aprender nuevas habilidades y destrezas, debemos tener en cuenta que pueden presentar ciertas limitaciones. Por ello, durante el aprendizaje a la hora de enseñarle a nadar, debes evitar en todo momento hacer algunas de estas cosas que te detallamos a continuación. En el caso de no seguirlas podemos lograr justo el efecto contrario y hacer que una experiencia bonita como esta se convierta en un trauma para el perro.

Forzarle en exceso si vemos que este directamente no quiere, gritarle y reñirle si vemos que no progresa como nos gustaría, o no premiarlo cuando lo realice correctamente son algunas de las cosas que debemos evitar durante su aprendizaje. No olvides que un perro, al igual que nos ocurre a nosotros mismos, aprende más rápido con refuerzos positivos y con palabras de ánimo en tono cariñoso.

 

© 2021 www.bullterrierminiatura-costacabana.com